Bienvenidos a nuestro séptimo y caluroso encuentro bloguero. Me parecía un pecado no hablar de lo que escucho tantas quejas a diario. A mí me encanta el calor. Cualquier temperatura entre 35 y 45 º C me parece bien. Además , con esta temperatura llega en verano y la luz que me parecen un regalo maravilloso de este parte del planeta donde vivimos.
Y qué me dicen de la ropa de verano ? Los colores , los tejidos…no estamos todos más guapos? Bueno..y el calzado, los complementos…Por no hablar de las vacaciones!!! Creo recordar que es ese tiempo en que no hay prisas , atascos (los de ir a la playa no cuentan ), teléfono…el whatsapp y el Facebook tampoco cuentan. A ver si no cómo demuestras al mundo que la auténtica Paella se hace en Valencia. Lo demás, cómo dice un amigo mío, es arroz con cosas.
Y la administración de la pereza: un arte que sólo se puede perfeccionar en verano. Años de dura práctica creo que me han convertido en una autoridad en la materia. Empieza el primer día de vacaciones cuando al despertar me recuerdo que no es necesario levantarme. Cuando, tras duras consideraciones, decido que es el momento del levantamiento del cuerpo procedo, con precisión , a posar los pies en el suelo. El resto del día debe acompañar a estos primeros momentos y así , poco a poco, verano tras verano, serán ustedes mismos los que observen como van adquiriendo la destreza de un auténtico maestro. No es fácil, es cierto. Cómo cualquier disciplina requiere constancia y mucha práctica pero querer es poder.
Me estoy desviando del tema. Yo quería hablarles del calor y sus beneficios. No sé por qué tanta queja. No hay sensación más agradable que la del calor sobre la piel. Aquí , lo único, pedirles que sigan los consejos de los médicos y se protejan . Con mesura, como casi todo en la vida, es un placer. Y lo que les comentaba al principio, con el calor y el verano llegan más horas de luz. Y eso es una mina. Ver más movimiento de gente caminando por las calles, más alegría. A mí me parece advertir eso entre todo el personal que se queja porque el calor es también la excusa perfecta para quedar con la gente que queremos y eso, señores, eso es lo mejor del calor. Nos leemos la próxima semana. Les espero. Gracias!

Los comentarios están cerrados.

Política y uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación y realizar labores estadísticas. Las cookies permiten que usted tenga una mejor experiencia como usuario y poder ofrecerle contenidos y publicidad de su interés. Si continúa navegando está dando su consentimiento y acepta su uso. Consulte la política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies