“GRACIAS” por Pepi Parra

¡Qué difícil es enfrentarse a la página en blanco! Siempre me ha inspirado más el papel usado, el que se deja para reciclar pero que por detrás se puede escribir o las servilletas de los bares, pero las malas, esas con las que limpiarse es hacerse una exfoliación. Se eliminan las células muertas y las vivas, si se descuida una.

Yo, que en el mundo de la comunicación me he movido, sobretodo, en el continente de la radio, esto del blog representa un viaje emocionante hacia…ustedes dirán dónde. En la radio, por cierto, lo habitual es comenzar por presentarse y saludar, no necesariamente en ese orden. Ya saben: “Buenas (lo que sea en ese momento: días, tardes, noches) saludos de Pepi Parra…” Así he comenzado muchas jornadas y así les saludo a ustedes esperando hacerlo muchas más.

Desearía, antes de continuar, dar las gracias a la persona que me brinda esta oportunidad de ser bloggera y que me sirve, además, para presentarles lo que trataré de ofrecerles. No voy a decir de quien se trata. No, al menos, de momento aunque vaya mi agradecimiento por delante.

Estarán de acuerdo conmigo en que es una de las palabras más bellas de nuestra lengua: GRACIAS. Es tan bonito decirla como escucharla. No me atrevo a decir en que sentido suena mejor. Lo que sí es cierto es que, en ambos casos, nos hace sentirnos muy muy bien.

El valor del agradecimiento humano es tan grande que es de lo primero que nos enseñan nuestros padres cuando aún no nos manejamos bien con el lenguaje. Recuerdan cuando les decía: cariño, ¿qué se dice? Y ustedes respondían: gracias. Seguro que también ustedes lo han repetido con sus hijos y ellos lo harán con los suyos. Es algo que se viene enseñando desde siempre y que jamás se debería dejar de hacer.
¿No se preguntan si lo usamos suficiente? Yo, sí y, en mi opinión, habría que usarlo más.

Seguro que, cada día surgen muchas ocasiones para dar las gracias: cuando les sirven el café, aguantan la puerta del ascensor para que no lo pierda, le ofrecen la barra de pan más cocida, esa que prefieren en casa…son pequeñas acciones que hacen grande nuestro día y por eso debemos dar las gracias. Sin ir más lejos, ahora mismo, a todos los que han tenido a bien dedicar parte de su tiempo a leerme. Gracias!

Los comentarios están cerrados.

Política y uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación y realizar labores estadísticas. Las cookies permiten que usted tenga una mejor experiencia como usuario y poder ofrecerle contenidos y publicidad de su interés. Si continúa navegando está dando su consentimiento y acepta su uso. Consulte la política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies